Casa Vs. Hotel :: Que elegir para iniciar el día de tu boda.

El día de tu boda ya casi está a la vuelta de la esquina y todos nosotros queremos que nuestro día comience perfecto y de la mejor manera. En mi experiencia hay tres posibles escenarios de lo que podemos hacer el día de nuestra boda. Dos de los cuales son más frecuentes, y uno, el cual te recomendamos evitar.

¿Empezamos en nuestra casa o en un hotel? Yo creo que todos le hemos dado mil vueltas a esa pregunta para nuestro día, pero aquí les vamos a mencionar algunas de las cosas que hay que considerar para cada una de ellas.

Comenzar tu día en un hotel puede ser algo muy agradable, sobre todo si aprovechas los beneficios que te trae quedarte en un buen hotel. Hay novias que llegan desde un día antes y aprovechan los servicios y promociones que ofrecen muchos hoteles. Imagínate empezar a consentirte desde un día antes, tomarte un respiro ya de todos los preparativos, y relajarte en el SPA del hotel, invitar a tus amigas a una noche en el bar y la alberca, o simplemente tomarte el tiempo que necesitas desde hace mucho para descansar de todo.

Consiéntete un dia antes  

Lo bueno es que como ya estás ahí, no tienes que preocuparte de cómo llevar todas tus maletas para la luna de miel, después de la boda, al hotel. Es tu cuarto y tú tienes el control de quien esté ahí contigo, porque por lo general en la casa se vuelve un espacio público. Hermanas, hermanos, papás, tíos, tías, primas, primos y amigos terminan entrando y saliendo de tu casa como si fuera un episodio de Friends. Es padrísimo tener a tu gente contigo y es algo que yo siempre recomiendo, pero como todo, con moderación. Porque después más que ayudar terminan estorbando al maquillista, los fotógrafos y estresándote con el ruido y sus propios nervios. Como es casa de la familia, en realidad no puedes controlar quien vaya y quién no. Ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre como diría mi mamá.

Sobre todo en el encuentro, que a mi manera de ver, es algo muy personal. Es la primera vez que verás a tu futuro esposo ya listo para dar el sí, es la primera vez que él te verá a ti y verá lo hermosa que te ves en ese vestido. Pero cuando llega el momento, la familia (toda) quiere estar presente para ver ese momento (siempre pasa). Terminan por atravesarse, interrumpir el momento o simplemente deja de ser algo íntimo.


Washington-Bride_Smooth-over-the-crowd.png

Arreglarse en casa es algo muy nostálgico, y es y debe ser siempre la primera opción a considerar, es tu cuarto, la última vez que estarás ahí viviendo. Todos tus recuerdos de niña, las fotos en la pared, el olor de tu casa, la sensación de que es tu hogar, hasta tu mascota, te ayuda a relajarte ese día. Pero considera el espacio y la luz. Tanto un maquillista, como un fotógrafo necesitan luz de día. Tu cuarto tiene ventanas grandes por donde entre suficiente luz? Espacio amplio para que todos puedan estar ahí contigo a la vez? También por lo general los últimos días antes de la boda, todo es un caos y hay regalos encima de mesas, sillas, piso, muebles etc. Piensa en ese momento, imagina tu casa llena de regalos, de gente, cómo se ve tu cuarto, si de sólo pensar en ello te sofocas y sientes que necesitas más espacio, ahí es donde empieza a pensar en la opción del hotel.

Un problema que me he encontrado también es el color del cuarto, si tu cuarto es de un color muy fuerte, digamos rosa mexicano, ese color se refleja en todo con la luz. Haz la prueba y coloca tu mano cerca de la pared. Si ves que cambia de color, al color de la pared, muy probablemente tanto la maquillista como los fotógrafos van a batallar para trabajar ahí.

Otra cosa a considerar son las distancias, si tu casa queda muy lejos del lugar donde va a ser tu recepción o la iglesia, ten cuidado porque no importa que tanto planees todo, siempre hay retrasos y ya me ha tocado en más de 1 ocasión que por retraso de X o Y cosa, tienes que sacrificar por lo general el siguiente evento después de arreglarte, que la mayoría de las veces es el encuentro y sesión. Poof! Imagina quedarte sin fotos de ustedes dos solos el día de su boda. Me ha tocado que la maquillista se atrase hasta 1 hora 30 min, el novio se retrase, al vestido se le salga un botón o se manche de maquillaje, una llanta se ponche, un choque, etc… Siempre es recomendable estar cerca de todo.

Cualquier opción que elijas sólo evita arreglarte y vestirte en el salón. No lo hagas, es incómodo y de cierta manera algo deprimente estar arreglándote junto con otras novias o personas que estén ahí también. Se pierde ese sentido de intimidad y emoción. Tiende a ser muy monótono y sin sentimiento. Sólo, por favor evítalo. Créemelo, me lo agradecerás después. Las veces que ha ocurrido esto, me ha tocado que la novia después se arrepiente cuando ve todo su recuerdo.

En mi caso yo elegiré un hotel y mi novia su casa. Por qué?

Porque quiero desde un día antes estar en la noche con los amigos en el bar del hotel y en la alberca. Quiero relajarme! No quiero estar en mi computadora un día antes y estar revisando pendientes y mails. (Aunque no quiera, sé que lo haría estando en casa). El día de mi boda quiero tener ya maletas y el cuarto listo, y todo en un solo lugar. Que mi familia llegue por la mañana a mi cuarto y ahí estar todos juntos.

Mi novia por otro lado elegirá su casa, que es muy amplia y tiene excelente iluminación, ella quiere estar con su familia ese día y todos en su hogar. Su casa tiene espacios muy bonitos para el encuentro y  los dos vivimos relativamente cerca de donde nos casaremos, así que no hay ningún problema por las distancias.

La verdad es que no hay una fórmula o una mejor opción que otra, son un montón de variables y preguntas que debes de hacerte.  Pero al final de todo busca la comodidad, tranquilidad y lo que te haga más feliz para iniciar el mejor día de tu vida!

Por eso, si eliges un hotel, en nuestro próximo post te mencionaremos cuáles son las mejores opciones de hoteles en base a costos, promociones, amenidades y experiencias que hayamos tenido tanto nuestros clientes, como nosotros.

Muchas gracias por tomarse el tiempo de leernos y ojalá les sirva algo de ésto.

See you at the wedding!