¿Planeas comprar o tienes un Drone? Conoce tus derechos y obligaciones.

Cada día son más las personas que tienen acceso a comprar o rentar un drone para sus producciones. Los drones son herramientas fantásticas que llegaron para cambiar los límites visuales de lo que podemos hacer en una producción a un costo muy bajo. Con cerca de 500 USD puedes comprar un Phantom Vision en su primera versión y comenzar a filmar por los cielos. En 2014 cerca de 200,000 drones fueron vendidos cada mes en el mundo, según CNBC, ésto quiere decir que cada minuto aproximadamente se venden 4 drones. Con el incremento repentino de estos aparatos en los cielos, no es ninguna sorpresa que gobiernos y entidades federativas estén buscando la manera de regularlos. Pero a pesar de las controversias y regulaciones, llegaron para quedarse.

IMG_3005.jpg

No es raro escuchar cada día sobre algún lugar donde se están tratando de regular estas aeronaves, y México no fue la excepción. Los mexicanos nos tardamos un poco para entrarle a toda la onda de la regulación, pero hace unos días, específicamente el 8 de Abril del 2015, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes se puso al tanto y emitió un comunicado.

Seguido de esto, empezaron las notas sensacionalistas en periódicos a poner títulos como "Cortan Alas a Drones" y muchas personas se quedaron con la idea de que hoy en día están prohibidos.

Quiero empezar aclarando que NO ESTÁN PROHIBIDOS, ni quedó lejos de nuestro alcance el uso de estos aparatos. Solamente se estableció una serie de reglas en base a clasificaciones por pesos, reglas que en mi opinión, son totalmente necesarias.

Pero estábamos muy bien, ¿Por qué poner esta serie de reglas? Porque habremos unos cuantos que somos cuidadosos con lo que hacemos con nuestros equipos, pero puedo garantizar que son mucho más los que creen que son juguetes y no hacen uso de medidas de seguridad ni de los cuidados al operar sus drones.

Simplemente hoy por la tarde mientras enseñaba a un colega a pilotear y operar un DJI Phantom 2 en un parque en San Pedro Garza García, me topé con otra persona que piloteaba su nave a distancias alarmantes de la cabeza de otras personas, mientras éstas corrían por la pista. Desconozco que toma quería hacer o el objetivo de la misma, pero si los modelos que participaban en la producción corriendo del drone sabían qué tenían que hacer para lograr la toma, la otra gran parte de las personas que se encontraban haciendo ejercicio en el parque público o los niños que pasaban viendo en sus bicicletas no.

Esto, sin mencionar el fuerte viento que había y que comenzaba a llover. Todo lo anterior, son recetas para desastre seguro. Por culpa de esa gente, es que SON NECESARIAS estas reglas.

Pero qué hay que saber? Aquí es donde empezamos a explicar:

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) estableció 3 categorías: Micros, Ligeros y Pesados. Cada una de éstas con su serie de reglas individuales y colectivas, las cuales describo a continuación.

 

MICROS:

La gran mayoría de nosotros nos encontramos en la primera categoría: Micros. Esta categoría abarca para aeronaves de menos de 2 kilogramos. DJI Phantom Vision, Vision +, Phantom 2, Phantom 3 pesan menos de 2 kilogramos. El modelo Phantom con todo y cámara y baterías ronda los 1.3 kilogramos.

Es importante saber el peso de nuestras aeronaves por si alguna autoridad que no sepa de estos aparatos nos pregunta. En esta categoría NO SE REQUIERE permiso de la DGAC.

Pero sí hay que saber que:

1. No se puede volar de noche, sin embargo, las cámaras que hay actualmente para las naves de este calibre no se ven bien de noche. De hecho se ven horribles e inutilizables. Antes de que entrara esta regulación intenté hacer tomas de noche en la ciudad de México con mi pasado Phantom 2 con GoPro Hero 4 Black y dejó mucho qué desear, las luces del drone se transmiten a la cámara y después de mucha corrección de color y pasadas y pasadas por software anti-ruido, terminé con tomas mediocres. Nada espectaculares.

2. Es necesario contar con un seguro de daños a terceros en caso de un accidente SOLO EN CASO de que sea para uso comercial. Aquí les va la mala noticia, las aseguradoras aún no se actualizan y es muy raro de que alguna ofrezca seguros a costos accesibles para el público, así que si deciden hacer uso de su drone y no tienen seguro, no hay problema siempre y cuando estemos listos para hacernos responsables y pagar los daños en caso de un accidente.

3. No se pueden volar en lugares prohibidos o peligrosos. La DGAC clasifica como peligrosos aeropuertos, helipuertos, centros reclusorios y todo lugar en interior donde un público masivo se concentre como: Centros Comerciales, Salas de Cine, Arenas y Centros de Convenciones.

Todos estos lugares, creo yo, están dentro de nuestra lógica y razón. Pero nunca falta la persona que va a hacer un XV años y se le ocurre hacer una “hermosa” toma de los niños “chileando” dentro del centro comercial Valle Oriente. Piénsele tantito chavos y no nos expongan a restricciones más severas.

4.  No se puede hacer uso desde vehículos en movimiento. O sea, que nada de tomas mientras estás de copiloto en algún coche. PERO SÍ SE PUEDE si el vehículo se encuentra en agua, ósea desde tu yate, barco o velero o en el caso de nosotros los regios desde un catamarán en la presa (qué triste).

5. Hay una altitud máxima de 122 metros o 400 pies. Así como más de 457 metros en línea horizontal al piloto y volar a menos de 50 km/h para aeronaves con peso de despegue de 300 gramos (DJI Phantoms). En mi opinión, más que suficiente, la verdad.

 

LIGEROS:

Los drones que rebasen de 2 kilos y menos de 25 kilos entran en esta categoría, naves como el DJI Inspire 1 entra a esta categoría con un peso de 2.8 kilogramos, las reglas son similares que las de Micros con las variantes:

1. NO SE REQUIERE permiso especial de la DGAC para uso recreativo, pero para uso comercial solamente se necesita estar registrado ante la DGAC, que no es lo mismo a que cada que quieras volar tengas que pedir permiso.

2. No se debe exceder de 161 km/h al momento de volarlo. Que ni metiéndole 3 cohetes al Inspire 1 llegamos.

3. Tener conocimientos apropiados de aeronáutica para operarlos.

Reglas que como ven están dentro de nuestro sentido común y seguridad de cada uno de nosotros. No hay nada aquí descabellado o fuera de nuestro alcance. Pero sí hay que tomar la responsabilidad de hacer buen uso de estos aparatos. Pero sobre todo, usar la lógica y saber definir cuando sí, cuando no y donde volarlos.

 

NOTA: ESTAS REGLAS APLICAN SOLAMENTE PARA TODO EL TERRITORIO MEXICANO SI PLANEAN USAR SUS EQUIPOS FUERA DEL PAÍS HAY QUE ESTAR ENTERADO DE LAS REGLAS DEL MISMO.

En un próximo post pondré tips de seguridad, operación, traslado y almacenaje para nuestros equipos.

Feliz vuelo y buen aterrizaje!

 

Preguntas o dudas nos pueden encontrar en:

http://www.twitter.com/lalovgs

http://www.facebook.com/lalovargasfilms